Foto de archivo - División de Comunicaciones

El pasado viernes 17 de mayo, en la Biblioteca José Fernández de Madrid del Claustro San Agustín, se llevó a cabo el conversatorio denominado “El Champetazo Académico” enmarcado en la presentación del segundo volumen del libro “Músicas y prácticas sonoras del Caribe colombiano”. El conversatorio resultó ser un espacio abierto a la libertad de opiniones.

El Conversatorio, que contó con la invitación del Consejo Estudiantil del programa de Comunicación Social, estuvo encabezado por el decano de Ciencias Sociales y Educación, Ricardo Chica Geliz, quien fungió como moderador para los invitados especiales, además se tuvo la participación: Federico Ochoa Escobar, coeditor del libro; Cristian Agamez, comunicador social y coautor de uno de los capítulos de esta obra; Nathaly Gómez, Politóloga y autora de un capítulo del libro; Adrián Fajardo, Comunicador social y también autor de un capítulo del libro; Mondol DJ, Comunicador social, investigador y gestor cultural.

“El libro lo que busca es visibilizar cada investigación asociada a la música y cultura picotera. Buscamos un espacio que conecte la academia con toda la sensibilidad del Caribe, que va ligado con estilo de vida y la formación de gustos”, señaló el decano Ricardo Chica.

Te podría interesar: Programa Comunicación Social

Estos espacios apuntan a una reivindicación que busca valorar y proyectar el legado de esta cultura regional, además se debe tener en cuenta cómo se entretejen las diásporas que contribuyen en este proceso.

“Uno de los elementos que identifican nuestra herencia africana en este mes en el que la conmemoramos, es la música tanto como para los cartageneros como para el ser Caribe; en ellas nos reencontramos con las raíces del continente africano porque con la música bailamos, y lo hacemos como un africano en su tierra”, apuntó el comunicador Adrián Fajardo.

Igualmente, los estudiantes e invitados especiales no se contuvieron y expresaron sus puntos de vista puesto que se trató temática que, desde el principio, despertó el interés de la mayoría.

“Fue un evento dignificante y me encanta que la Universidad tome espacios para enseñarnos más de la champeta que abarca mucho en nuestra cultura cartagenera. También me encanta que en estos espacios puedo conocer e investigar”, comentó Melani González, estudiante de tercer semestre de Comunicación Social y fiel aficionada al ritmo champetero.